lunes, 17 de mayo de 2010

Celebración del 40 aniversario del I.E.S "Villajunco" de Santander

En el año 1903, en un lugar privilegiado de la ciudad de Santander, con vistas tanto a las playas de El Sardinero y el Faro de Cabo Mayor como a la Bahía, se comenzó la construcción de una casa en la finca propiedad de don Antonio Junco y Junco.
De aquel magnífico chalé de estilo inglés no queda nada (salvo las fotos que en libro del que vamos a hablar se reproducen), pero el dueño del mismo dio nombre a toda la calle y al instituto nacional de enseñanza media que allí se construyó, tercero que se creaba en la ciudad de Santander, en el año 1970.
Mucho de lo relacionado con la vida del centro desde esa fecha hasta la actualidad se recoge en la publicación que nos han remitido desde el instituto, editada como parte de los actos de celebración de ese aniversario (junto a exposiciones, reuniones de antiguos alumnos, homenaje al profesorado que allí trabaja o trabajó, etc.).
La publicación, a cargo del director, José Ramón García-Bustelo, y de otros tres profesores del centro, Perfecto Pereiro, Bernardo García Díez y Roberto Abad, hace un recorrido por los origenes del instituto y de la zona en la que se construyó, los trámites administrativos para su creación y las sucesivas leyes educativas por las que se han regido los estudios que en en el Instituto "Villajunco" se han ido impartiendo a lo largo de todos estos años.
El libro se completa con numerosas fotografías de los cuatro decenios recorridos, desde su nacimiento como instituto femenino hasta llegar a la actualidad, ya convertido en instituto bilingüe.

martes, 4 de mayo de 2010

Restauración por parte de Luis Fernández Criado de una cadena agrimensora escolar

Nuestro centro dispone entre sus fondos de una cadena agrimensora proveniente de una escuela.
Era habitual que los maestros dispusieran de este objeto para, en las salidas al campo con sus alumnos, realizar prácticas de agrimensura.
En el manual de Félix Martí Alpera "Nuevas lecciones de Geometría", de 1911, se nos describe en la página 24 una cadena de agrimensor como "un decámetro formado de 50 pedazos de alambre grueso unidos por anillos de hierro. Los pedazos de alambre son dobles decímetros aproximadamente y cada cinco forman con la anilla que les sigue, un metro. La división de la cadena en metros está señalada por anillas de latón. A la cadena de agrimensor acompaña siempre un manojo de agujas. Las agujas son unos alambres gruesos de unos tres decímetros de largo que terminan en punta por un extremo y en una anilla por el otro."
A la que está expuesta en el CRIEME le faltaba uno de los dos eslabones de los extremos.
Luis Fernández Criado, profesor jubilado del I.E.S. "Villajunco" de Santander, conocido por las maquetas que elaboró con sus alumnos y alumnas hace unos años sobre maquinaria del Siglo de Oro, expuestas en diferentes lugares, se ofreció a reproducir ese eslabón. El resultado es el que aparece en la fotografía.
Pero, además, regaló al centro cuando vino a traernos el eslabón (que curiosamente ha sido el 23 de abril, Día del Libro y aniversario de la muerte de Cervantes) un don Quijote realizado por él, incluido el diseño del mismo, con tornillería y otros elementos metálicos de uso corriente, como muelles o bisagras de las denominadas (¿cómo no?) "de libro".

Publicación del libro conmemorativo del 50 aniversario del I.E.S. "Augusto González de Linares"

Hemos recibido en nuestro centro la publicación que la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria ha coeditado junto a Librerías Estudio con motivo del 50 aniversario del I.E.S. "Augusto González de Linares".
Alberto Riva, profesor en este centro, ha coordinado esta excelente publicación. Junto a Riva, Arantza Iturrioz y Andrés Díaz han formado el equipo de redacción de la misma.
El libro (para cuya elaboración el Archivo y la Biblioteca del CRIEME de Polanco ha ofrecido, como ha sucedido con otras publicaciones similares, sus fondos) parte de los antecedentes de las enseñanzas técnicas en Santander para realizar el recorrido (con abundantísimo material gráfico) por la Escuela de Maestría de Santander (1958-1975), el Instituto Politécnico Nacional de Santander (1975-1994) y, desde 1994, por el I.E.S. "Augusto González de Linares".
El ingente esfuerzo realizado durante los varios años que ha durado la elaboración de este libro, con un meticuloso trabajo de investigación que ha incluido entrevistarse con decenas de personas, ha culminado en un resultado que, sin duda, evitará que tantos datos significativos sobre la historia de la formación profesional en Cantabria hayan acabado siendo pasto del olvido.